El Teatro


Yo no soy muy fan del teatro, sin embargo, mi hermano me convenció para ir a un nuevo espectáculo que estaba muy de moda en nuestra ciudad. Era un espectáculo de marionetas al estilo antiguo, por eso me sorprendió que a la gente le gustase tanto. Así que, para hacerle el favor a mi hermano, decidí acompañarlo.

El día del espectáculo, el teatro estaba lleno, había gente de todas las edades, desde niños hasta personas de la tercera edad. En cuanto subió el telón, las marionetas empezaron a bailar al son de la música. Eran de tamaño real y muy realistas. Todo el mundo parecía disfrutar del espectáculo, sin embargo, yo estaba inquieta, me parecía un espectáculo grotesco. Las marionetas, demasiado realistas para mi gusto, hacían todo tipo de acrobacias mientras que la música iba sonando y en conjunto me parecía un espectáculo espeluznante que me erizaba la piel.

Cuando al fin el espectáculo acabó, salí lo más rápido que puede del teatro. Mi hermano se sorprendió de que no me hubiera gustado la actuación, ya que la gran atracción de la función eran las marionetas tan increíblemente realistas y por eso la gente tenía tanta curiosidad de ir a verla.

Esa misma noche, en las noticias, anunciaron que la función se suspendía debido a que las marionetas que utilizaban en ese espectáculo eran cadáveres.

Anuncios

15 comentarios en “El Teatro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s